¡Sat Nam! Kundalini Yoga, tal como lo enseña Yogui Bhajan
 
Pranayama
(Técnicas de respiración de Kundalini Yoga)
 
Página Principal
Mapa de todas las secciones
Información introductoria
Información sobre los Chakras
Participa en nuestro foro internacional
Curso Gratuito
Artículos variados
Libros Recomendados
Enlaces

English site/Página inglesa
[english site]


Artículos de Astrología
 






Respiración profunda y prolongada y Respiración de Fuego -
Pieter Schoonheim Samara
 

 
Para aquellos que han estado haciendo estas formas de respiración desde hace mucho tiempo, la respiración es tan fácil y natural que a menos que uno también esté dando clases le podría costar darse cuenta de cuál puede ser la dificultad.

Bastante a menudo los estudiantes llenarán el área inferior de sus pulmones con aire, después, cuando intentan llenar el pecho, movilizan el aire del abdomen al área del pecho, a medida que alzan las costillas. Se olvidan de usar la presión inferior del aire para seguir llenando los pulmones, y en vez de eso tan sólo llevan la presión hacia arriba, haciendo que la respiración completa se convierta en una de pecho en vez de una completa de diafragma.

La atención consciente al diafragma no es tan aparante a todo el mundo así que debe prestársele atención y ayudar a hacerse más consciente a la sensación del uso del diafragma, hasta que se sienta el ritmo natural de ésta y el natural flujo de prana se haga cargo de la respiración.





Respiración profunda y prolongada
Un modo fantástico de relajarte, y también muy bueno para cualquier problema de pulmón


  
La respiración profunda y prolongada se suele enseñar primero porque ayuda a que uno se haga consciente de la plena distención y contracción del diafragma, lo cual contribuye a que la Respiración de Fuego se logre forma más natural.

Sentándose en la postura sencilla, (o incluso acostado en el suelo), para hacer la respiración profunda y prolongada uno primero llenará la cavidad abdominal inhalando el aire hacia abajo, y después presionando el aire de forma consciente hacia las áreas inferiores. El arquearse ligeramente hacia delante apoyando las palmas en las rodillas, después estirando los brazos y presionando las palmas en las rodillas hacia el inferior del cuerpo, hará que la cavidad del pecho se abra, para que así no sólo puedas mantener la presión en la parte inferior de los pulmones sino que también puedas sentir los pulmones y el pecho llenándose y, finalmente, por la ligera inclinación hacia delante de la columna la parte superior de los pulmones también se llenarán, todo esto sin la necesidad de abrir las costillas o levantar los hombros.

Una vez que los pulmones se han llenado de esta forma, manten el aire ligeramente durante un momento y presiona los hombros hacia detrás y expande el pecho hacia delante para poder sentir la longitud completa y la presión en el diafragma pueda ser sentida.

Después contrae el diafragma entero partiendo desde la parte superior del pecho al abdomen, para que de esta manera se expulse el aire.

Respirando de esta manera varias veces a través de las fosas nasales, el flujo de la energía de conciencia (la sensación de prana) a través del diafragma puede ser sentida desde el presionar hacia abajo y la distensión del aire hacia las regiones inferiores de los pulmones, donde circula la mayoría de la sangre. y después llenando hacia arriba en las áreas del pecho desde atrás hacia delante y hacia la parte superior de los pulmones.

La presión en los pulmones en todas sus áreas también genera energía en todas las terminaciones nerviosas, afectando al cuerpo entero tanto por la respiración como por la presión en los nervios.

Una vez que la Respiración Profunda y Prolongada es hecha de la forma aquí descrita, la concentración en los músculos del abdomen, pecho y áreas de los hombros en estar involucrada en la respiración empieza a disminuir, a medida que se empieza a sentir el natural movimiento del diafragma.


  


Respiración de fuego (Agni-Prasana)
Una respiración vigorizante y purificadora, realizada a través de contracciones abdominales


Una vez que hemos podido sentir el diafragma durante la Respiración Profunda y Prolongada hay varias formas de empezar la práctica de la Respiración de Fuego, durante la cual el aire es inhalado y bombeado hacia fuera de forma muy rítmica, como si se usara un fuelle, sin sentir ningún tipo de tensión en los músculos del abdomen, pecho, caja torácica o en los hombros, los cuales permanecen relajados durante toda la respiración, hasta parecer que puedes continuar el ritmo de la respiración indefinidamente con poco esfuerzo.

Una de las formas de empezar a hacer la Respiración de Fuego, que fue como yo lo aprendí hace 30 años, es el empezar con una Respiración Profunda y Prolongada, y cuando los pulmones se han expandido completamente como descrito antes, inmediatamente forzar el aire a salir, y en cuanto hayamos expulsado casi todo el aire, volvemos en expandir el aire de vuelta hacia dentro, arqueando cada vez la columna hacia delante y presionando ligeramente las palmas contra las rodillas para poder sentir el diafragma llenar los pulmones de atrás hacia delante completamente, y después contraerse de nuevo.

Con cada respiración uno expande y contrae un poquito más rápido, hasta que sin expandir y contraer completamente, sentimos un ritmo, y permitimos que el ritmo asuma el control.

Podríamos compararlo a una vieja locomotora, donde las ruedas lentamente se mueven hasta que se va aumentando el nivel de vapor y velocidad, y después la locomotora se mueve hacia delante casi sin esfuerzo, con cada respiración sonando como la locomotora marchando.

La otra manera de sintonizar con el ritmo de la Respiración de Fuego puede ser al comenzar de forma inmediata con una respiración rítmica y potente, simplemente visualizando el parecido del diafragma a un fuelle.

De cualquiera de las formas, llegado a este punto puedes hacer la Respiración de Fuego o muy potente o muy ligera.

La Respiración de Fuego no es lo mismo que Bastrika, la cual es una forma de respiración rápida, ligera y rítmica, normalmente enseñada como uno de los pranayamas del hatha yoga.

Tampoco la Respiración de Fuego es lo mismo que Kabalabati, la cual es una forma de respiración potente, que hace uso de la contracción del abdomen y la caja torácica (haciendo la llave de raíz con cada expiración), donde el sencillo hecho de relajar la caja torácica lleva el aire de vuelta a los pulmones, sin inhalar, y fuerzas el aire a salir de nuevo (también de forma rítmica).

El Kabalabati es muy potente y beneficioso, y aunque se usa en muchas Kriyas de Kundalini Yoga, no es lo mismo que la Respiración de Fuego.

La Respiración de Fuego vitaliza completamente el sistema nervioso, causando la secreción de la glándulas purificando así la sangre. Cuando se realiza en ciertas posturas y con ciertos movimientos, los cuales se hacen para contraer (contraer hacia dentro) o expandir (relajar) presión en los plexos nerviosos y centros glandulares, esas áreas se vitalizan y llenan de energía.

A medida que esas áreas se vitalizan, los fluidos sexuales (seminales) son liberados a la corriente sanguínea y fluyen a aquellas áreas afectadas, para que así esas áreas se mantengan con esa vitalidad y la presión pránica se eleva en el cuerpo convirtiendo Bindu (energía Rajas y Tamas) a Ojas (energía Satva), la cual llenará y penetrará todo el cuerpo y mente.

Poco a poco, a lo largo de un periodo de tan sólo varias semanas de series y kriyas combinando postura, movimiento, respiración, sonido y llaves corporales, el cuerpo entero comenzará a sentirse energéticamente eléctrico y etéreo, a medida que el campo se equilibra con una fuerza interna parecida a la de un dinamo.

A medida que esta fuerza crece y se polariza, la mente se vuelve muy tranquila, muy clara y nítida, y se siente una radiación alrededor del cuerpo y de la cabeza.

La sensación de la necesidad estresante de pensar y actuar y de ser el "hacedor" empieza a disminuir, a medida que la mente se vuelve más receptiva y abierta para poder darse cuenta de que parece haber una conexión casi automática entre nuestros objetivos y los eventos y experiencias que vienen a satisfacerlos. La sensación de una Unidad natural siempre presente empieza a emerger como una realidad más clara y siempre existente.

Poco a poco, la tendencia hacia el exterior de la mente hacia lo físico y lo mental empiezan a desvanecerse, y uno reside en su presencia sátvica - espaciosa, impregnante, sin la sensación de "yo" o de lo "mío" - el Corazón Auto-Emergente, donde "YO SOY" es la única Verdad.

La práctica del Kundalini Yoga realizada con la atención natural y el ritmo del diafragma en la Respiración Profunda y Prolongada y la Respiración de Fuego permite que las posturas y las kriyas tengan el efecto mayor y más completo para llevar el campo sátvico al punto donde el Ser se recolecta a Sí mismo y reside sin atención en el Nombre Verdadero de uno - Sat Nam.

Practica estas respiraciones y observa sus efectos.


Técnicas de Respiración
Susan P. Boles


 
La mayoría de la gente no respiramos de forma correcta. Respiramos superficialmente como si nos diese miedo lo que la respiración es capaz de hacer. Pero la respiración es maná para nuestro cuerpo... deberíamos beber mucho y profundamente para dotar de energía y alimento a nuestros cuerpos.

Me enseñaron a respirar contando hasta cuatro... contando lentamente. Siente cómo la respiración expande tu caja torácica... el objetivo es llenar todo tu pecho de aire. Al final de contar cuatro, cuando piensas que ya no puedes inspirar más, inhala un poquito más. Mantén la respiración mientras cuentas otra vez hasta cuatro. Exhala contando hasta cuatro... y cuando piensas que has expulsado todo el aire, vacía tus pulmones un poco más.

Te asombrará los efectos de esta forma de respirar. Puede ser que sientas una sensación de quemazón en los pulmones al principio, pero pronto, tu respiración se hará profunda y segura... y el contar hasta cuatro se vuelve contar hasta cinco, seis...Me dijeron que lo mejor era concentrarme en el vacío entre el inspirar y el expirar.. ese periodo de quietud.

Una vez que mis pulmones se acostumbraron a esta forma de respirar, empecé a inspirar por distintas partes de mi cuerpo. Nadie me enseñó esto... empezó a suceder de forma natural cuando meditaba. Abriría mi chakra de la corona e inspiraría la energía hacia abajo.. sintiendo como fluía la energía alrededor de mi corazón... manteniéndola ahí... después al espirar, moviendo la energía por el resto de mi cuerpo hacia fuera por los pies. Después lo hacía al revés, inspirando la energía por los pies y llevándola al corazón, al exhalar llevaba la energía hacia arriba y la expulsaba por la cabeza. Me mareaba un poco al principio... pero la energía que me da cuando hago esto es increíble.

Más tarde averigüé de que inconscientemente estaba haciendo algo que se enseña para hacer que la energía fluya por las dos corrientes que se enrollan alrededor de nuestras columnas. Solemos practicar esto durante cinco minutos al principio de cada sesión. Nos preparaba para el trabajo a realizar calmándonos y centrando nuestras mentes en un estado adecuado.

La respiración de fuego es muy distinta. Aquí, te concentras en la expiración, ya que el aire es expulsado con tanta fuerza, que la inhalación se produce de forma automática. Nos enseñaron a colocarnos las manos en nuestras tripas y usar esos músculos para forzar el aire a salir de nuestros pulmones de un resoplido. Usamos nuestras manos para recordarnos de usar esos músculos para expulsar el aire. El abdomen en su totalidad es usado para vaciar los pulmones muy rápidamente. Deberías oír el aire salir vocalmente... casi como una tos pero no tan alto... como si fuera un sonido ¡HUH!.

No estás usando tanto aire, son como pequeños sorbidos y resoplidos. ¿Vas entendiendo mi terminología avanzada? ;-) Dado que la respiración de fuego está vinculado al centro de poder o tercer chakra, es aquí donde localizamos la respiración. Estás usando tu diafragma y los músculos del estómago para forzar el aire a salir. También esta forma de respiración puede marearte un poco.... y sentirás el calor en tu tripa subir hacia arriba... haciendo que tu cabeza de vueltas.

Me costó algún tiempo acostumbrarme a lograr esto... y los músculos de mi estómago me odiaron al principio... pero lo valía todo el hacer lo que hacía cuando el alzar de la energía comenzó. Al principio no aguantaba durante mucho tiempo... era demasiado difícil lograr realizarla durante más tiempo... pero a medida que pasaban las semanas, teníamos clases donde la usábamos durante periodos más largos de tiempo.

La respiración alterna por los orificios nasales nos la enseñaron tras las dos anteriores. Después de hacer el primer ejercicio algunas veces, alza una de tus manos a la altura de tu cara. Posiciona uno de tus pulgares en uno de los orificios nasales y tu dedo índice en el otro. Cierra con suavidad uno de los orificios con tu pulgar, bloqueando el paso del aire por uno de ellos. Inspira por el otro orificio con lentitud, usando la primera técnica. Mantén la respiración durante un segundo... concentrándote en la quietud... después exhala. Quita tu pulgar, y pon tu dedo índice en su orificio correspondiente e inspira... concentrándote en el medio... expira.

Continúa alternando con una inhalación/exhalación completa por cada dedo/pulgar. Haz esto entre ocho y diez ciclos. Esta respiración te calmará, pero al mismo tiempo vigoriza los chakras.

 
 
Susan P. Boles vive en una pequeña ciudad ciudad al este de Toronto, Canada, y es estudiante y maestra de Chakras. Es una sanadora con talento, que hace uso de su propia variante de sanación por contacto o a distancia, sirviéndose del Reiki, toque terapéutico, y un proceso de niño interior para ayudar a la gente. No se dedica a ello de forma profesional - ayuda a la gente sobre todo a través de la Red, ya que se ha dado cuenta de que es más efectiva usando este medio energético. Ha facilitado meditaciones de sanación terrestre para varios grupos.

Cuando Susan empezó a tomar clases de Kundalini Yoga, le costaba mucho incluso postrarse en el suelo. Se había roto la espalda en el trabajo. Hacer cualquier cosa le era extremadamente doloroso. Su maestro fue muy paciente con ella - permitiéndole adaptar posturas que no podía hacer o mantener. Tras un par de meses, y con la ayuda de otros métodos de sanación alternativos, era capaz de moverse con mucha más movilidad, sintiendo la energía moverse por su columna. La respiración de fuego, de hecho el aprender a respirar correctamente, la ayudó mucho en su proceso. Ahora, según ella misma, si observas su espalda no podrás encontrar el sitio de la rotura. Pasó de estar dependiente de una silla de ruedas, a poder hacer lo que ella quisiese, ¡y de hecho lo hace!



 
 
Página Anterior Volver al principio de la Página Siguiente Página

Copyright © 2001-2003 HispaYoga.com
Contactar: webmaster@hispayoga.com

Diseño original y construcción página inglesa: Gordon Lamb
Web-sites-that-work!

Construcción página en castellano: Henno van Arkel